Título IV de la Constitución. Gobierno y Administración

GobiernoPasamos al título IV de nuestra Constitución, el relativo al Gobierno y Administración pública estatal. Es un Título pequeño, de apenas once artículos, en los que se define al mismo, su composición y funciones y habla de las Administraciones públicas.

Comienza éste diciendo que el Gobierno (poder ejecutivo), es el encargado de dirigir la política tanto exterior como interior de España (art. 97). Además, la Administración de los bienes y la defensa del Estado. Esto quiere decir que será el Gobierno el encargado de llevar las riendas del Estrado durante su mandato, será el que salvaguarde los intereses del Estado. Cosa distinta es que lo consiga luego o no.

La composición del Gobierno es la siguiente (art. 98):

  • Presidente: El encargado de dirigir las acciones del Gobierno
  • Vicepresidente: Además de ser el Ministro de la Presidencia, del que luego hablaremos, se le encarga las funciones de asesoramiento al Presidente, coordina los demás Ministerios, etc.
  • Ministros: Son la cabeza visible de los Ministerios, de los que ahora hablaremos

Básicamente, estos tres estamentos, aunque la ley puede crear alguno más.

Seguidamente, se establece el modo de elegir al Presidente (art. 99), encomendado el Rey la función de proponer a uno, tras la consulta con los grupos parlamentarios. En pocas palabras, cuando los grupos parlamentarios se ponen de acuerdo (cosa nada fácil), se le dice al Rey quien quieren que sea su Presidente y éste lo propondrá formalmente.  

Dicho candidato, expondrá ante el Congreso su programa político y solicitará lo que se denomina confianza de la cámara. Se votará, y si el resultado es positivo por mayoría absoluta, el propio Rey le nombrará Presidente. Los demás miembros del Gobierno será nombrados, también por el Rey, a propuesta del Presidente (art 100). 

Continúa la Constitución enumerando los casos de cese del Gobierno (art. 101), así:

  • Celebración de elecciones generales (cada cuatro años)
  • Pérdida de confianza parlamentaria (cuestiones de confianza y mociones de censura)
  • Dimisión o fallecimiento del Presidente.

Tras ello (art. 102), una clausula de aforamiento a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo (el caso del aforamiento los tocaremos en otra entrada).

Y hasta aquí, las referencias al Gobierno que hace la Constitución, aunque antes de seguir, haré una pequeña pausa para hablar de los Ministerios.

Los Ministerios son, por decirlo de alguna manera, cada una de las partes en las que se divide el Gobierno de un país. Normalmente, por sectores. Cada Ministerio cuenta con un Ministro, que es el que preside el mismo, además cuenta con Subsecretarías, Direcciones Generales, Subdirecciones Generales… sí, sé lo que estáis pensando. Pero aquí no vengo a opinar sino a explicar.

Los Ministerios no son siempre los mismos ni están configurados siempre igual. Así por ejemplo, el Ministerio de Vivienda sólo existió durante la presidencia de Zapatero, el de Medio Ambiente (por sí solo) sólo durante los Años de Aznar y la primera legislatura de Zapatero… y así con todos.

A día de hoy (marzo de 2018), estos son los Ministerios que engloban el Gobierno español:

  • Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Ministro: Alfonso Dastís
  • Ministerio de Justicia. Ministro: Rafael Catalá
  • Ministerio de Defensa. Ministro: María Dolores de Cospedal
  • Ministerio de Hacienda y Función Pública. Ministro: Cristóbal Montoro
  • Ministerio del Interior. Ministro: Juan Ignacio Zoido
  • Ministerio de Fomento. Ministro: Íñigo de la Serna
  • Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Ministro: Íñigo Méndez de Vigo
  • Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Ministro: Fátima Bañez
  • Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Ministro: Álvaro María Nadal
  • Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Ministro: Isabel García
  • Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales. Ministro: Soraya Sáez de Santamaría
  • Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Ministro: Luis de Guindos
  • Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Ministro: Dolors Monserat

Toca ahora hablar de la Administración Pública. Resulta complejo definir un concepto tan amplio, se podría decir que es el conjunto de entidades que “organizan” el devenir del Estado poniendo en contacto a los ciudadanos con los gobernantes. Aunque seguro que me tachan de simplista.

Los principios que rigen en la Administración pública (art. 103), son los siguientes:

  • Principio de eficacia: Tanto la Constitución como las leyes que regulan las Administraciones públicas (Ley 39/2015 o 40/2015 entre otras) obligan a las Administraciones a un ejercicio práctico de sus funciones sin demoras, sin obstáculos, con cooperación entre ellas.
  • Principio de jerarquía: Al igual que en las leyes como ya explicamos, la jerarquía administrativa conlleva la subordinación de unas entidades sobre otras.
  • Principio de descentralización: Transmisión de las competencias de la administración en otras administraciones o, lo más común, a las Comunidades Autónomas o a las Entidades locales.
  • Principio de desconcentración: Parecido al anterior, solo que en éste la transmisión de competencias se realiza dentro de la propia administración y en el anterior de una administración a otra.
  • Principio de coordinación: De la mano con el principio de eficacia, es un principio que obliga a las administraciones a coordinarse entre ellas.

Todos estos principios serán controlados por los Tribunales así como los reglamentos que emanen de la Administración (art. 106).

Tras hablar de las Administraciones públicas, la Constitución habla en concreto de una en el siguiente articulo (104), las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del estado, dejándolos en manos del Gobierno  (Ministerio de interior) y estableciendo la obligatoriedad de regularlos bajo una Ley Orgánica (aquella de la mayoría absoluta).

Y para terminar, se nombra al Consejo de Estado. ¿Qué es? El Consejo de Estado es, en palabras de la Constitución, “el supremo órgano consultivo del Gobierno”. Pero, ¿Qué significa esto? Tanto el Presidente del Gobierno, los Ministros o los Presidentes de las CCAA (no más) pueden emitir preguntas relacionadas con algún tema en concreto al Consejo, éste, tras su estudio exhaustivo, emitirá un dictamen que será devuelto al preguntante.

Finaliza pues el Título IV de la Constitución, un Título complejo de explicar en pocas líneas y más aún de llevar a la práctica con eficacia…

José Rey, Abogado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *