Título II Constitución española. De La Corona

coronaEn esta entrada, además de hablar de los artículos que componen este Título II (10), hablaremos de la monarquía en general y de los tipos de formas de gobierno y alternativas que nos encontramos por el mundo. Hablaremos de los Presupuestos Generales asignados a la Ésta y algunas curiosidades.

Lo primero que hace la Constitución en este capítulo es establecer la forma de Estado español como una monarquía parlamentaria, fijando al Rey como Jefe de Estado (Art. 56), aunque como ya explicamos en entradas anteriores, que al contrario que otros tipos de monarquías, en ésta el Rey está fuera de los poderes públicos, no teniendo por tanto funciones efectivas.

En el mismo artículo, habla de la inviolabilidad e irresponsabilidad de la figura de Rey. ¿Qué significa eso? La primera (inviolabilidad), que no puede ser perseguido judicialmente por ningún delito o civilmente, la segunda (irresponsabilidad), que no se le podría perseguir tampoco por sus actos políticos, y en caso de hacerlo se haría por los que refrendan (firman) sus actos, esto es, el Presidente del Gobierno. De esto, hablaremos tendidamente en próximas entradas.

Tras ello, establece el orden sucesión de la corona (art. 57), dando unas pautas a seguir en caso de fallecimiento o, como es el caso actual de España, renuncia por parte del monarca.

Luego, habla de la reina consorte (art. 58) y sus funciones (ninguna, básicamente) y lo que ocurriría si el Rey que le “tocase” ser Rey fuese menor de edad (art. 59) y su tutor hasta la mayoría de edad (art. 60). Tras ello, la obligación de juramento a la que se somete el Rey en su proclamación (art. 61).

Y entonces, llega el artículo 62, y se establecen una serie de funciones que se le atribuyen. Estas son, entre otras, las siguientes:

  • Sancionar y promulgar leyes
  • Convocar y disolver las Cortes y convocar elecciones.
  • Convocar a referéndum.
  • Proponer candidato a Presidente.
  • El mando supremo de las Fuerzas Armadas.

Y otras cuantas… sin embargo, todas ellas deberán ser refrendados (firmados) por el Presidente del Gobierno (art. 64), por lo que, a efectos prácticos, no tiene muchas más funciones que las propias de representación del Estado por el mundo.

Finalmente, termina el articulado con respecto al Rey, con la asignación de una partida presupuestaria para el Rey (art. 65) en los Presupuestos Generales del Estado anualmente, con lo que sostener su Casa y Familia.

Terminado el articulado, pasaré a dar algunas pinceladas de las formas de gobierno que existen en el mundo y otras curiosidades. De esta manera:

  • ¿Cuántas monarquías hay en Europa actualmente?

Actualmente, 10: Bélgica, Dinamarca, Noruega, Países Bajos, Suecia, Gran Bretaña, Liechtenstein, Mónaco, Luxemburgo y la propia España.

  • ¿Y en le resto del mundo?

Aunque con diversos tipos de monarquías, nos encontramos muchas por el mundo, pudiendo separarlas por continente:

– Asia: Arabia Saudí, Brunéi, Bután, Camboya, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Japón, Jordania, Kuwait, Malasia, Omán y Tailandia,

– Oceanía: Samoa y Tonga

– América: Sólo las de Gran Bretaña

– África: Lesoto, Marruecos y Suazilandia

  • El caso de Gran Bretaña

El caso de Gran Bretaña es curioso, aunque no deja de ser puro simbolismo, la Reina de Gran Bretaña, Isabel II (y sus sucesores), heredan la corona británica de la Commonwealth realms, esto es, los llamados llamados Reinos de la Mancomunidad. Antiguos Reinos donde históricamente Inglaterra reinó y que, hoy en día, siguen manteniendo como monarca al Rey de Inglaterra. Éstos países son: Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Canadá, Granada, Jamaica, San Cristóbal y las Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Australia, Nueza Zelanda, Papua Nueva Guinea, Islas Salomón y Tuvalu

El caso de Gran Bretaña es curioso.

  • ¿Qué otras formas de Gobierno existen?

Actualmente, nos podemos encontrar varias formas de Gobierno además de la monarquía. De esta manera, simplificando:

  1. Repúblicas: Políticamente, es muy difícil definir con precisión este concepto, debido a su complejidad misma y a sus diversas variedades. Por lo que, abierto a recibir criticas, la definiré simplemente como una forma de Gobierno en la que el Jefe de Estado (Presidente) es una persona elegida democráticamente (o no) por el pueblo y cuyo mandado es por un tiempo determinado (o no), ejerciendo las funciones del ejecutivo (o más). Como he dicho, luego hay diversas modalidades (presidencialismo, parlamentarismo, unipartidismo…), pero dejaré este tema para futuras entradas.
  2. Dictaduras: Régimen mediante el cual, una sola persona ejerce el poder absoluto del Estado, abordando por si mismo los tres poderes públicos. La más normal es la dictadura militar.
  3. Teocracias: Formas de Gobierno en las que gobierna un “Dios”. En la práctica, una persona concreta ejerce su papel y gobierna en nombre de Él. Es típica de los países musulmanes y como ejemplo actual nos encontramos Irán.
  4. Gobierno provisional: Estados cuyo régimen actual no está consolidado o, debido a diversos motivos, se encuentran sin forma de Gobierno. El caso actual mas llamativo podría ser Libia.
  • ¿Qué otros tipos de monarquía existen?

Dentro de los muchos tipos y nombres (En el mundo islámico, por ejemplo, se denomina Sultanato y Sultán a los términos monarquía y monarca), podemos hacer una distinción general en, además de la parlamentaria ya explicada arriba:

  1. Monarquía Absoluta: La predominante en la Europa de siglos anteriores. Aquí, el rey hace y deshace a su antojo. Es la cabeza de los tres poderes públicos del Estado (Legislativo, judicial y ejecutivo). Hoy en día, existen pocas de este estilo, aunque podemos destacar Arabia Saudí.
  2. Monarquía Constitucional: Parecida a la parlamentaria (la nuestra) sin embargo, aquí el Rey SI está en la cabeza de unos de los poderes públicos: El ejecutivo. Ejemplos teóricos de este tipo: Noruega, Suecia o Dinamarca.

Terminado este comentario al Titulo II, en la próxima entrada hablare de las Cortes Generales y su organización.

José Rey – Abogado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *