Delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente

MEDIOAprovechando el día de hoy en el que se celebra el día mundial del Medio Ambiente, aprovecho para, de manera resumida, analizar los distintos tipos penales que nos encontramos en nuestra legislación para castigar las conductas que atacan a éste.

Nos tenemos que ir hasta el articulo 325 y siguientes para encontrarlos, y vemos como existen diferentes conductas sancionadas que pasaré ahora a explicar:

–       Delito ecológico básico

–       Delito de residuos tóxicos y peligrosos

–       Delito de explotación de actividades peligrosas

–       Prevaricación medioambiental

–       Daños en espacio natural protegido.

Además de éstos, hay otro tipo de delitos (también relacionados con el medio ambiente) que analizaré en una entrada distinta. Son los delitos contra la flora, fauna y animales, recogidos seguidamente a los de medio ambiente.

Como todo delito, lo primero que hay que preguntarse es, ¿qué bien protege jurídicamente?. Pues bien, la complejidad de estos delitos y las conductas que sancionan es tal, que puede catalogarse como un delito cuyo Bien Jurídicamente Protegido es colectivo, es decir, afecta a muchos bienes (agua, suelo, aire, etc.)

Toda la legislación actual (la reforma mas novedosa la trajo consigo la Ley Orgánica 1/2015), tiene sus raíces en diferentes convenios y tratados internacionales, a destacar entre otros los de Estocolmo, Bonn o Berna.

En España, la propia Constitución, cuando regula los Principios Rectores, se hace eco del medio ambiente, dando lugar a incluso sanciones penales en los casos más graves (artículo 45).

De esta manera, pasaré a analizar uno por uno los delitos antes mencionados:

  1. Delito ecológico básico: Es un tipo penal blanco, lo que significa que sanciona una conducta pero deriva a otra para saber los extremos de lo sancionado. Me explico:residuos

El código Penal describe una serie de conductas que, sino se hacen conforme a la Ley, pueden convertirse en un delito penal. De esta manera, las conductas sancionadas son: emisiones, vertidos, radiaciones, extracciones, excavaciones, aterramientos, ruidos, vibraciones, inyecciones o depósitos.

Es claro que, en determinadas circunstancias (obras, fábricas, etc.) estas conductas se producen con normalidad. Sin embargo, si no están amparadas en la ley son conductas delictivas.

Además de dicha conducta, debe producirse un peligro. Un peligro contra la atmosfera, el suelo o subsuelo, aguas terrestres, marítimas o subterrestres. Bastando simplemente eso, que pueda suponer un peligro (aunque no les afecte) para estos bienes.

Esta conducta es sancionada en el Código Penal con penas de prisión de 6 meses a dos años, multa de 10 a 14 meses e inhabilitación especial para profesión u oficio de 1 a 2 años.

Pero además, si dichas conductas pueden poner en peligro sistemas naturales completos o riesgo contra las personas, se impondrán en su mitad superior.

  1. Delito de residuos tóxicos y peligrosos: Al igual que el anterior, una serie de conductas que, sino están amparadas en una ley, serán castigadas. Aquí, podemos encontrar tres “sub delitos”. A saber:
    1. Depósitos o vertederos de residuos tóxicos o peligrosos
    2. Tratamiento de residuos
    3. Traslado de residuosvertidos

Todas estas conductas, pueden ser sancionadas, tanto para el que las haga como para el que, teniendo que vigilar que no se hagan, las permita. (por ejemplo, en una empresa de residuos, será castigado tanto el empleado que traslade los residuos a lugares no destinados para ellos como el encargado de supervisar que dichos residuos no se trasladen, si pudo evitarlo)

Las sanciones, en éste caso, serán las mismas que en el delito ecológico básico.

  1. Delito de explotación de actividades peligrosas: pensado para aquellas instalaciones que, al igual que en los otros, faltando a la ley lleven a cabo conductas de almacenamiento o utilización de sustancias peligrosas (un almacén clandestino de uranio)
  2. Prevaricación medioambiental: la prevaricación es, básicamente, cuando un funcionario emite una resolución que sabe que es contraria a las normas (un Juez que emite una Sentencia contraria a derecho, por ejemplo).dinero

Pues bien, en el ámbito medioambiental, existen varias conductas (activas y pasivas) que pueden efectuar los funcionarios públicos y que son sancionadas:

  • Informar favorablemente de algún acto administrativo que no cumpla con todos los requisitos necesarios (decir que puede verterse ciertos residuos en cierto lugar, cuando no es así)
  • Votar a favor de alguna resolución que implique una conducta delictiva contra el medio ambiente
  • Silenciar infracciones a sabiendas de que existen (sí además recibe por ello regalos o compensaciones económicas estaríamos con un doble delito de prevaricación y cohecho)
  • Omitir inspecciones, a sabiendas igualmente de que se está produciendo alguna infracción medioambiental.

Todas estas conductas están castigas por el código penal con prisión de 6 meses a 3 años y multa de 8 a 24 meses, además de la inhabilitación especial para cargo público de 9 a 15 años.

  1. Daños en el espacio natural protegido: Aquí, y a diferencia del delito básico ecológico que no necesitaba de resultado para ser sancionado, si que se necesita para ser sancionado. En este caso, y como la conducta de dañar es más grave que la de peligro, la sanción se eleva a la prisión de 1 a 4 años y multa de 12 a 24 meses.

Son por lo tanto cinco delitos los recogidos por el código penal en cuando a medio ambiente se refiere. Pero además, se establece un delito cualificado (más grave) cuando, dadas las conductas anteriores, se de alguno de estos requisitos (solo para los tres primeros delitos):

–       Que la industria o actividad funcione clandestinamente

–       Que se hayan desobedecido ordenes expresas de la administración de corrección o suspensión de actividades

–       Que se haya falseado u ocultado información

–       Que se haya obstaculizado al actividad inspectora de la Administración

–       Que se haya producido un riesgo irreversible o catastrófico

–       Que se produzcan extracciones ilegales de aguas en periodos de restricciones (sequías)

En todos estos casos, la pena será la superior en grado.

Para terminar, apuntar que todos estos delitos pueden ser cometidos por una persona jurídica o por imprudencia grave (rebajándose notablemente la pena).

Terminados éstos delitos, pasaré en la siguiente entrada a analizar los delitos relativos a la fauna, flora y animales

José Rey, abogado 

One thought on “Delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *