Delito de robo

robo Una vez analizado el delito de hurto y todas su características, pasamos a analizar el delito de robo que, para nada, es igual que el hurto.

Lo primero que haré es dejar clara la primera nota diferenciadora del delito de robo con respecto del de hurto: en el delito de hurto nunca se utilizará violencia o intimidación, mientras que para catalogar una conducta como robo serán necesarias una u otra.

Es por tanto violencia o intimidación en la conducta lo que diferencia un delito de otro. Y partiendo de esto, pasamos a analizar todas las conductas catalogadas como robo, exceptuando los concepto de cosas, ánimo de lucro y apoderarse, que me remito a lo explicado en el hurto

El delito básico de robo (artículo 237) dice así: apoderarse con ánimo de lucro de cosas ajenas con violencia o intimidación en las personas o fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde se encuentren.

De este delito, se desprenden dos conductas. El delito de robo con fuerza en las cosas y el de violencia o intimidación en las personas, con dos sanciones a aplicar distintas.

Con respecto del primero, el de robo con fuerza en las cosas, dice el Código Penal que puede darse por los siguientes motivos:

  • Escalamiento. Siempre que dicho escalamiento suponga un esfuerzo dirigido a evitar un obstáculo entre la situación inicial y el objeto que deseo robar (trepar una pared e introducirme por una ventana).robo 2
  • Romper una pared, techo o suelo. También una puerta o una ventana, con el objetivo de entrar en algún sitio y robar lo que haya dentro.
  • Fractura muebles o cajas selladas.
  • Uso de llaves falsas. Se entiende como llave falsa todo lo siguiente:
    • Ganzúa o análogo
    • Llaves legitimas perdidas o arrebatadas al propietario
    • Cualquiera no utilizada por el propietario
  • Inutilización de los sistemas de alarmas para introducirse en el lugar donde se encuentra la cosa que se roba.

Este delito será castigado con la pena de prisión de 1 a 3 años o de 2 a 5 si se dan algunas de las circunstancias mencionadas en el articulo 235, ya comentado en el delito de hurto.robo 3

Un delito de robo también, con fuerza en las cosas, pero agravado sustancialmente es el de robo en casa habitada, que se castiga con la prisión de 2 a 5 años e incluso de 2 a 6 si se den algunas de las circunstancias del articulo 235.

Pero, ¿qué se entiende por casa habitada? La jurisprudencia entiende como casa habitada toda aquella casa, edificio o local abierto al público y sus dependencias. Vamos uno a uno:

  • Casa o vivienda: toda casas, chalet, piso, etc. Siempre que constituya la vivienda habitual de una persona o, incluso, temporal, aún estando ausentes en el momento del robo.
  • Local abierto al público. Importante que el robo se efectué en el horario de atención al público, pues en caso contrario no sería robo en casa habitada, aunque si robo con fuerza en las cosas.
  • Dependencias. Patios, garajes, trasteros, etc. Siempre que estén unidos al edificio principal.

Y, para terminar con el delito de robo, el último inciso o conducta delictiva que desribe el código: el robo con violencia o intimidación en las personas.

Hablaré en la parte general de mi blog sobre los conceptos de violencia e intimidación más profundamente, hoy nos quedamos con algunos ejemplos de lo que se considera violencia en un robo: sujetar a la persona para robarla, agarrarla, suministrarle un narcótico, tirón del bolso, etc.

Estas conductas están sancionadas por el código penal de la siguiente manera;

–       Violencia o intimidación básica: prisión de 2 a 5 años.

–       En casa habitada:  prisión de 3 años y 6 meses a 5 años.

–       Utilización de armas:   en su mitad superior

–       Menor grado de violencia: inferior en grado

Para terminar este delito, hacer referencias a las tentativas y sus consecuencias. En el robo (y en el hurto) existen dos tipos de tentativas:

  • Inacabada: cuando no se termina de hacer todos los elementos del delito (entro en una casa rompiendo la ventana y te pillan una vez dentro)
  • Acabada: Cuando el autor del robo es detenido una vez ha acabado todos los elementos del delito (en el mismo ejemplo, tras robar en la casa, se escapa y lo pillan en la persecución)

Y con esto termino con los delitos de hurto y robo, para en siguientes entradas analizar otras figuras menos conocidas de los delitos contra el patrimonio como las estafas o la apropiación indebida.

José Rey, abogado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *